Bienvenid@ a tu casa a Gente de Villaverde

Bienvenid@ a tu casa a Gente de Villaverde

El centro de PSA en Villaverde despeja su futuro con un nuevo lanzamiento en 2021

La planta de Madrid del Grupo PSA, integrada en el polo ibérico que pilota Balaídos, ha despejado su futuro con la atribución de un nuevo lanzamiento industrial previsto para 2021, según anunció ayer el responsable del centro, Óscar Fernández Puente (directivo forjado en la fábrica de Vigo), al comité de empresa. La multinacional francesa se compromete a invertir 144 millones de euros para la implantación de la nueva plataforma CMP ( Common Modular Platform) del consorcio (la misma que utilizará PSA-Vigo para el todocamino V20) y para la modernización del centro. A cambio, la empresa ha planteado la necesidad de ajustar la plantilla hasta entonces, con un expediente de regulación temporal y un programa de bajas incentivadas, que afectarían al menos a 432 trabajadores (un tercio del personal). 

Este proyecto se enmarca en el plan SmartMAD2021 presentado ayer al comité. El nuevo modelo está basado en la plataforma CMP y contará con una versión eléctrica, introduciendo esta tecnología en la instalación de Madrid. Desde la compañía indicaron que el se situará en el "corazón de la gama" en un segmento "estable" y contará con un alto volumen de ventas, al tiempo que indicaron que este proyecto y las inversiones vinculadas asegurarán la continuidad industrial de la planta madrileña "durante la próxima década". Fuentes consultadas por FARO apuntan a que se trata de la próxima generación de un modelo Citroën que actualmente se ensambla en Francia, aunque no hay confirmación oficial. 

Para conseguirlo, PSA-Villaverde tendrá que acometer un plan de competitividad que incluye un nuevo ERTE para la plantilla (el expediente actual está a punto de agotarse), un plan de bajas incentivadas y otro tipo de ajustes para asegurar la rentabilidad necesaria para el lanzamiento. La empresa asegura que es necesario reducir al menos un tercio de la plantilla (1.446) hasta la llegada del nuevo coche, ya que la demanda del modelo actual (C4 Cactus, para el que se está preparando un restyling) no será suficiente para aguantar hasta 2021 con la misma estructura. La próxima semana está previsto que el patrón del grupo, Carlos Tavares, acuda a las instalaciones madrileñas en su primera visita a España tras el anuncio de compra de Opel.