Villaverde, Capital mundial de la Paz

La Nave Boetticher de Villaverde se ha convertido en estos días en epicentro de la paz mundial, gracias a la celebración del I Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia que inauguró el rey Felipe VI este miércoles. 

Con la asistencia de más de un centenar de alcaldes de todo el mundo, así como entidades sociales de todo tipo, se celebra esta semana en La Nave un encuentro que pretende "compartir experiencias" para analizar y tratar de erradicar la violencia en las ciudades. 

Como ha destacado Felipe VI en su discurso, la "educación para la convivencia y la paz" es una "medida ineludible" para hacer frente a las violencias urbanas, donde ha recordado que las ciudades deben ser "siempre sitio para el entendimiento, la solidaridad, la inclusión y el respeto recíproco". 

También ha destacado el monarca la "satisfacción muy especial que Madrid" sea la anfitriona del evento, "una ciudad que es un ejemplo de diversidad y espíritu integrador". 

El cambio climático, la salud, la desigualdad, la discriminación, la inmigración y la llegada de refugiados son algunos de los retos más acuciantes apuntados por los participantes de la sesión plenaria del Foro, que alcanzan su máxima concentración en los ámbitos urbanos y que, por tanto, deben ser respondidos desde la acción local de las ciudades. De ahí que la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto con la de París y Roma, Anne Hidalgo y Virginia Raggi, haya reivindicado la importancia de que los ayuntamientos inserten iniciativas por la paz dentro de sus estrategias de gobierno. “Con la respuesta violenta que dan los gobiernos nacionales a los ataques terroristas que sufren las ciudades, el mensaje que se transmite es que la respuesta a la violencia es más violencia. 

No se puede maltratar o dejar morir a las personas que necesitan algo para vivir. El problema será cada vez mayor en la medida en que no seamos capaces de dar una respuesta pacífica”, ha señalado Carmena. Por su parte, Federico Mayor Zaragoza, presidente de la Fundación Cultura de Paz y ex director general de la UNESCO, ha añadido a la importancia de las ciudades el papel de la mujer y la educación: “Nos confunden diciendo que educación es capacitación. Educación para la paz es reconocer que todos los seres humanos somos iguales en dignidad”, un concepto que representa la base de la concordia. 

La sesión también ha contado con la intervención de Leila Zerrougui, exrepresentante especial del Secretario General de Naciones Unidas para los niños y los conflictos armados; Mpho Parks Tau, presidente de la Asociación de Gobiernos Locales de Sudáfrica (SALGA) y concejal de Johannesburgo; así como con experiencias internacionales de acción local. Al inicio de la sesión, el gobernador de Brasilia, Rodrigo Rollemberg, y la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, han recibido el galardón de Capital Iberoamericana de la Paz de manos de Luis Revilla, copresidente de Unión de Ciudades Capitales Iberoamericanas (UCCI) y alcalde de La Paz y de Mpho Parks, presidente de la Asociación de Gobiernos Locales de Sudáfrica (SALGA). 

El I Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz, que ya suma más de 2.500 inscritos de 70 países, finalizará este viernes 21.