Bienvenid@ a tu casa a Gente de Villaverde

Bienvenid@ a tu casa a Gente de Villaverde

Villaverde 2017. Un día en positivo

¡Qué bueno es salir a pasear por mi distrito! Con la conducta poco cívica de algunos, solo encuentro papeles, latas, plásticos, botellas, cacas de perro. Menos mal que la limpieza de nuestras calles ha mejorado… Pero bueno, siempre puedo hacer ese deporte que es saltar, esquivar, resbalar.

Paseando, voy a uno de los eventos de Villaverde. Cierto que hay un incremento de las cosas que los vecinos podemos disfrutar a pie de calle. Tan solo hace tres días que he visto los carteles anunciando este acto. Antes ni había carteles; siempre puede uno ir a las redes para enterarse de qué y cuándo se hacen las cosas del Distrito, a los medios online oficiales de la Junta y del Ayuntamiento. Esto contando tiempo o que alguien chive que habrá un acto, saber manejar las redes o tener interés. ¿Será por eso que sobre todo los mayores no acuden a muchas de las programaciones? A pesar de esto, me gusta asistir a los eventos, en los que las asociaciones, entidades, servicios y particulares, durante meses, se esfuerzan para que todo salga bien. Me gusta asistir, porque se hace efectivo el respaldo y trabajo de los responsables de la Junta Municipal en gestión de fiestas, cabalgatas, ferias, eventos señalados, que en demasiadas ocasiones salen adelante por los pelos. ¿Qué sería de algunos de estos actos sin ese “partirse el pecho” de las AA VV, de entidades que se implican, los medios alternativos del Distrito o particulares que no se rinden? Creo que la suma de todo es lo que me hace disfrutarlo aún más, saborear el coste real de la implicación de mis vecinos. Los que antes de que comience este acto siguen moviendo sillas, vallas, decorando el espacio público, recibiendo a la gente que acude, para que esté todo a punto a su hora.

El acto de hoy se va llevar a cabo en uno de los espacios desaprovechados de los barrios, y está muy bien. Poner en valor el uso y disfrute de estos lugares olvidados mejora la convivencia y obliga a mantenerlos adecuadamente. Es por esto que, a día de hoy, en algunos lugares no se pueden hacer estos actos. Espacios degradados, sucios, mal comunicados, que hasta los residentes cercanos prefieren evitar. No hacen posible que ustedes y yo vayamos a visitarlos.

Soy persona empeñada en ver lo positivo, no pierdo la esperanza de que acudan junto a los vecinos miembros de los grupos políticos, con o sin representación, sea cual sea su signo, por el placer de compartir y de impulsar Villaverde. Alguno sí asiste, pero echo de menos la presencia de la mayoría en muchos de los eventos que se hacen sin significación política.
Con quienes sí me encuentro es con los jóvenes. Me alegra, porque no es fácil ser joven en Villaverde y, al mismo tiempo, comprometerse. Cuando les faltan instalaciones, por ejemplo deportivas, no tanto en número, sino en calidad, mantenimiento, estado general, etc. Falta que se les facilite la calidad de su tiempo con otra biblioteca en el Distrito. Pensando en todas las cosas que pueden “alejarles”, el aumento de su presencia en actos es un orgullo.

Una vez que ha terminado la función, aprovecho para tomar un aperitivo. Estas concentraciones provocan un efecto positivo en el entorno donde se producen, beneficiando a los comerciantes, donde muchos de ellos están casi siempre “a la cuarta pregunta”. Un aperitivo no es mucho, pero ayuda a hacer posible que estos luchadores de Villaverde sigan dándolo todo, a pesar del poco apoyo con que cuentan.

¡Qué maravilla! Éste es un día en positivo. Me siento orgulloso por la capacidad de los vecinos para superarlo todo. Durante 2017, que ahora comienza, estoy seguro de poder contar con todos los villaverdinos, con las dificultades diarias, y a pesar de la incapacidad que demuestran quienes deben interpretar los reglamentos que nos afectan a todos, también tienen algunos aciertos en estos últimos tiempos. Así que… ¿qué podría hacer un tipo positivo como yo, sino confiar en que 2017 será mejor?

Julio R. Estades. Gente de Villaverde.