Bienvenid@ a tu casa a Gente de Villaverde

Bienvenid@ a tu casa a Gente de Villaverde
Cerrado por Vacaciones. Hasta Pronto

El abandono de San Cristóbal: «En este barrio hace mucho tiempo que perdimos la fe en los políticos»

El barrio de San Cristóbal de los Ángeles, en el distrito de Villaverde, languidece después de años de desidia y abandono. La situación poco o nada ha cambiado en los últimos tiempos y roza su peor cara. En sus calles, desgastadas y con una limpieza bastante precaria, los vendedores ambulantes campan a sus anchas y las bandas latinas están más que asentadas. Con la tasa de paro más alta de la capital, los vecinos comentan con impotencia cómo la zona y su decrepitud han llegado a un punto de no retorno: «Aquí hace mucho tiempo que perdimos la fe en los políticos de cualquier partido; mira a tu alrededor, llevamos décadas sin que nos hagan ni caso», declara un hombre que lleva más de treinta años viviendo en el barrio.

La falta de limpieza, un problema de todo Madrid, es una de las cuestiones que más destacan los residentes en este vecindario, el último al sur de la capital antes de llegar a Getafe. Como ocurre en otros puntos de la ciudad, muchos contenedores están desbordados y todo tipo de residuos y bolsas de basura se acumulan a su alrededor. En los extremos de las pequeñas calles sin salida que vertebran a San Cristóbal, las hojas de los árboles y los desperdicios se amontonan en las esquinas. «Tenemos dos problemas: que somos muy guarros y que se limpia más bien poco», se queja Marina, otra vecina.

El concejal presidente del distrito de Villaverde, Guillermo Zapata, reconoció a ABC que los actuales contratos dedicados a la limpieza «no son suficientes». A su juicio, con el nuevo pliego de recogida de basuras la situación «va a mejorar». La nueva firma, que entra en vigor el próximo 1 de noviembre, contará con el mismo número de operarios pero prevé la renovación de la maquinaría. No obstante, a falta de que superen los trámites, la previsión es que el servicio sea asumido por las mismas empresas que lo hacen ahora. Como publicó este periódico, desde UGT tildaron el nuevo contrato de «económicamente precario», al considerar que faltaban en torno a 7 u 8 millones por lote.
Una de las zonas más afectadas por la acumulación de basuras es el Parque de la Dehesa Boyal, conocido popularmente como el «Parque de los Pinos». En su margen izquierda, bajo la glorieta que une la avenida de Andalucía con la Gran Vía de Villaverde, la porquería se acumula junto a una valla de madera y en torno a los merenderos. Detrás, en un muro, como ejemplo de uno de los vanos intentos por recuperar el entorno, un letrero contrasta con la deteriorada imagen: «Mi barrio es de colores».

Inseguridad y Drogas

El parque, rehabilitado durante este año, guarda entre los vecinos una segunda reserva, extensible a todo el barrio: la inseguridad. «Por el día sí solemos venir a pesar a la perra, pero en cuando se va el sol, sobre todo en invierno, ni nos acercamos», narra un matrimonio. Esta inquietud es otro de los problemas de la barriada y de todo Villaverde, donde las bandas latinas hace años que se asentaron.

Donde al principio operaban los «ñetas» o los «latin kings», hoy lo hacen los «Dominican Don’t Play» y los «trinitarios». De hecho, la Policía cree que el joven de 14 años apuñalado esta semana en Usera pertenece a una de las bandas de pandilleros que funcionan en todo este distrito. Según el edil Zapata, la convivencia es otra de las prioridades, ligadas a la marginalidad imperante en la zona. «Si resolvemos cuestiones de desigualdad mejoraremos las de convivencia», declara.

Lo cierto es que el mapa es complicado. La venta ambulante se desarrolla con total impunidad, de fruta o con puestos improvisados para el arreglo de ordenadores, al tiempo que registra los niveles más altos de la capital en desempleo. Con un 16,82% de paro, es el barrio con el índice más elevado, por encima de Amposta, en San Blas-Canillejas (16,64%) y Entrevías, en Vallecas (15,64%). También encabeza las cifras de paro juvenil (16,84%) y de parados mayores de 45 años (20,19%). El Ayuntamiento destinó este año una partida de 43.500 euros para apoyo psicológico a desempleados.

A este mercadeo hay que sumar el trapicheo de drogas y la sustracción de cables de cobre. «Nada de lo que pasa es nuevo, pero tenemos de todo: suciedad, venta de drogas, peleas, prostitución a cuatro pasos...», lamenta una tercera vecina del barrio que prefiere mantener el anonimato. En los cables de varias calles se atisban un par de zapatillas colgadas, señal de que en esa zona se vende droga.

Todos estos factores conforman una ensalada que acerca a San Cristóbal a su peor versión, aún con las reformas iniciadas por el Consistorio, como la rehabilitación del campo de fútbol, por 895.000 euros. El barrio muestra esta apariencia un año después de que Ahora Madrid llegara a Cibeles. Villaverde, precisamente, fue uno de los grandes caladeros de votos para la marca municipal de Podemos. No obstante, entre el 24 de mayo de 2015 y el 26 e junio de 2016, la formación se ha dejado en el camino 4.091 sufragios.

FUENTE: ABC Madrid