Regreso al trabajo tras las vacaciones

La vuelta al trabajo tras unas vacaciones prolongadas como las de verano puede producir
problemas de adaptación y salud (estrés, nerviosismo, escasa motivación).

Al parecer el síndrome postvacacional (SPV) es muy común. Muchas personas
se resienten del cambio desde un periodo extenso de ocio y tranquilidad a otro
en el que predominan las obligaciones y los problemas. El síndrome SPV
es un desajuste físico y emocional que suele superarse sin problemas, exceptuando
aquellas personas vulnerables emocionalmente o con problemas importantes en su
trabajo.


La paradoja es que pese a haber estado de vacaciones y descansado, hay
síntomas de angustia, falta de energía insomnio, irritabilidad...
Los expertos dan algunos consejos para superar este curioso síndrome.


Qué hacer



  • Volver progresivamente a la vida normal. No intentes
    empezar con un fuerte ritmo en el trabajo. No te lleves trabajo a casa los primeros
    días. Continua el sabor de las vacaciones con la familia en casa.

  • Controlar
    y combatir el estrés.
    Sigue algunas reglas básicas muy conocidas.

  • Practica ejercicios
    frecuentes de respiración y relajación
    .
    Las técnicas de respiración y relajación suelen ser muy positivas.

  • Adopta
    una actitud positiva
    . Piensa en positivo, intenta restar importancia a tus problemas.

  • Procura
    no añorar las vacaciones
    , aunque debes aprovechar los primeros fines
    de semana, tras la vuelta al trabajo, para relajarte y disfrutar.