Recursos del Sol ¡ESPECIAL VACACIONES!

Protegerse la Piel del Sol

La mayoría de las personas creen que solo deben ponerse crema protectora cuando van a la playa y se tumban a tomar el sol. Sin embargo, ese es un error en el que caemos la mayor parte de la gente puesto que la protección solar debe llevarse a cabo durante todo el año, incluso en los días en que hay nubes. Por eso se recomienda la aplicación de protector solar tanto en verano como en invierno para protegernos de la incidencia del sol en cualquier situación, como por ejemplo cuando vamos a pasear. En verano el sol es más fuerte y hay que extremar las precauciones en las horas que van desde las 12 del mediodía hasta las 16 de la tarde, porque es cuando sus rayos tienen una mayor intensidad. El uso de protección solar evitará en gran medida el daño que puede venir después.

Consecuencias Negativas de Sol

El sol presenta grandes ventajas para nuestro organismo, pero también puede tener consecuencias nefastas para las células de la piel. Tanto en el ámbito estético, como es el envejecimiento cutáneo, como en el clínico, con la aparición de tumores, el sol es el culpable directo. No debemos olvidar que el tumor más frecuente en hombres y mujeres es el cáncer de piel, que cada vez aparece en personas más jóvenes. Así que no podemos de dejar de protegernos de estas lesiones precancerosas utilizando fotoprotección. Además, también evitaremos la aparición de manchas, arrugas, arañas vasculares o discromías.

Proteger a los Más Pequeños

La piel de un bebé o de un niño pequeño debe ser protegida en todo momento ya que nuestra dermis tiene memoria, y si ya de pequeñitos se queman, se comienzan a acumular factores de riesgo futuros. Antes de los 18 años es cuando recibimos el 70% de las radiaciones en nuestra piel, así que los niños pequeños y algo más mayores deben aplicarse fotoprotección de forma estricta. El uso de sombrillas para evitar los reflejos también es una buena forma de protección.

Autoexploraciones en la Piel

Cada persona debe observarse con regularidad y comprobar si han aparecido nuevas pecas o lunares que sean sospechosos. Los parámetros en los que hay que fijarse son los siguientes: la simetría de los lunares, los bordes irregulares, el color el diámetro mayor de 2 cm y la evolución, es decir, si una peca sangra o pica. Acudir al dermatólogo una vez al año para hacernos una revisión es conveniente.

Tratamientos Estéticos, ¿Cuándo?

Los especialistas recomiendan realizar los tratamientos estéticos en la piel en invierno. Si hablamos de operar tumores, la época del año es indiferente porque en cuanto se ve una lesión sospechosa se decide intervenir. Pero si hablamos de mejorar problemas de manchas en la piel, lo mejor es dejarlo para septiembre, cuando las radiaciones del sol son menores y la recuperación es más rápida.