Entrevista a el "DIONI" De Camela en el diario As






"En el barrio ya se veía que Raúl iba a triunfar"



Dioni Martín es el vocalista y compositor del grupo Camela, inventor de la tecno-rumba que en los últimos veinte años ha vendido millones de discos. Era vecino y fan de Raúl. Los dos triunfaron


Dioni, usted es de San Cristóbal de Los Ángeles. Aquí lleva 40 años. Muy cerca de donde nació Raúl



Sí, para mí siempre ha sido un orgullo compartir cuna con el que es uno de mis grandes ídolos. Mire qué curioso. Nuestro grupo, Camela, arrancó de verdad en 1994, justo en el año en el que debutó Raúl con el Madrid en Zaragoza. Éramos tres chicos de barrio que empezamos con nuestras maquetillas y nuestras historias. Y Raúl era el chaval de la Colonia Marconi que cada fin de semana se hinchaba a meter goles en el campo de tierra de San Cristóbal. Se veía venir que iba a triunfar. Era una máquina. Es un orgullo que de un barrio tan humilde del sur de Madrid haya salido gente que ha podido asomar la cabeza. Los Pecos, Camela, Raulito.



Lo de Camela fue un milagro como lo de Raúl.



Sí. Nuestro primer disco, Lágrimas de Amor, vendió más de un millón de copias sólo con el boca a boca en el barrio, sin una estructura detrás. Hicimos 137 conciertos sin saber lo que era un royalty. Y Raúl debutó con 17 años en La Romareda dejando en el banquillo al Buitre Un año después, dimos un concierto en La Riviera para celebrar el éxito del segundo disco y Raúl nos entregó en persona, junto a El Fary, el Disco de Platino. Y mira ahora el valiente, ganando títulos con el Schalke. Raúl es la leche.



¿Le dedicó una canción?



Sí. La letra es así: "Aquí está la música de los Camela y la camiseta de Raúl que tanto empeña, todos los niños sueñan con ella, este es su mundo y nunca va a cambiar en San Cristóbal de Los Ángeles, este trocito de Madrid".



¿Y Raúl era tan picado del fútbol como parece?



Ya lo creo. En el colegio Navas de Tolosa, cuando llegaba el recreo siempre se escuchaban unos pelotazos en un muro. Y todos decíamos: "Ya está Raúl con la pelota". Era increíble, no pensaba en otra cosa.



¿San Cristóbal es un barrio madridista?



Por supuesto. De esta parte de Madrid también salió Míchel, aunque ha habido otros futbolistas como Aguilera y Antonio Amaya. Aquí somos muy blancos y nuestro sueño es que un día Raúl visite el barrio para recordar los viejos tiempos. Sería el no va más.



En la Bodega Martín ven ustedes los partidos del Madrid.



Sí, en la bodega del Alberto. La de toda la vida. Aquí venimos el Tío Bolo, que nos hace una perola de gachas o liebre en salsa y si encima luego ves al Madrid ganar al Barça, como la noche de la final de Copa, todo resulta perfecto.



Dioni, ¿es usted socio-abonado del Madrid?



Sí, y mis dos hijos también. Uno, Cristopher, juega en el Carabanchel. El año pasado le entrenó El Mono Burgos. El otro es compositor, como yo.



Por cierto, me dice el Tío Bolo que él y el hijo de usted, Cristopher, estaban al lado de donde fue el pelotazo de Messi al público del Bernabéu.



Les pilló a dos metros...



(Interrumpe el tío Bolo). (Mire, yo le vi la cara y la expresión era de hacerlo aposta. Se le cruzó el cable y no es normal lo que hizo. Lo que nos enfadó es que no pidiera disculpas. Si lo llega a hacer Cristiano).



Cambio de tercio, Dioni. ¿Qué le parece Mourinho?



Él dice lo que el madridismo siente muchas veces. Estoy orgulloso de tener un entrenador que habla por nosotros. Está claro que a Florentino también le queremos, es el Ser Supremo, es caballeroso y va de buenas maneras. Pero Mourinho dice y hace lo que pensamos los madridistas. Cuando te hierve la sangre es necesario decir algo, y Mourinho lo hace. Soy de Mou.



¿Hay manera de acabar con la hegemonía futbolística del Barça de Guardiola?



Sí. Este primer año ha sido de tanteo y con Mou los segundos años mejora en sus equipos. Además, esa Copa que ganamos al Barça fue muy importante. Me dicen mis amigos del Barça que eso fue un chupito. Pero yo les digo que las grandes fiestas siempre empiezan por los chupitos... y luego llegan las grandes copas. Este va a ser el año de Mou y del madridismo.



¿Qué tal los fichajes?



No son muy conocidos, pero a mí me gusta Concentrao. También me hubiera hecho ilusión que hubiera venido el Kun. Nos habría venido bien. En cuanto a Neymar, podrá ser bueno en el futuro, pero ahora es un melón sin abrir. Con Robinho vimos qué pasó.



Vamos terminando, maestro. ¿La gente se está haciendo del Barça?



Mire, viajo 250 días al año por España dando conciertos y sigo viendo más gente del Madrid que del Barça. La gente es del equipo de su ciudad, pero la mayoría tiene después al Madrid en su corazón, aunque ahora el Barça esté un poco más de moda. Camela hizo un himno del Madrid y seguimos vendiendo discos como churros. Y ojo que en Cataluña hemos llenado en los conciertos con gente con la camiseta del Madrid. Y los hemos visto en Chile, Colombia y México.



Son blancos. Ni Shakira lo va a evitar.

en San Cristóbal de los Ángeles.